¿Que es la Pedicura SPA?

Actualizado: 23 abr 2021



La pedicura spa va más allá de una simple manicura de pies. Se trata de una experiencia relajante centrada en el cuidado de los pies, que se basa en la combinación de salud, estética y relajación. La idea es que puedas lucir unos pies bonitos, pero también relajarte mientras los cuidas, mediante un tratamiento que sirve para liberar tensiones y mejorar la circulación.

Es durante el verano, y más especialmente, durante las vacaciones, cuando más acusamos los problemas en los pies (uñas, durezas, grietas, etc.). Problemas que pueden arruinar nuestros planes turísticos e impedirnos lucir nuestro calzado de verano favorito. Si combinamos esta necesidad de cuidar y poner a punto nuestros pies para el verano, con la idea de dedicarnos un momento de relax, encontraremos la respuesta en la pedicura spa.

Se trata de un tratamiento ideal para realizar al comienzo del verano que te permitirá estrenar sandalias luciendo unos pies bonitos y de apariencia saludable. Si además puedes hacértelo durante las vacaciones, servirá de punto de partida para desconectar tu mente del estrés y comenzar con el período descanso que te mereces.


Estamos hablando de un tratamiento más intensivo que la pedicura tradicional ya que, además de arreglar las uñas de los pies (cutículas, corte, limado, color…) y pintarlas, se trabaja la parte inferior de la pierna con el fin de relajar tensiones y reducir el estrés. Esto implica realizar una serie de pasos que van más allá del cuidado de las uñas:

Baño para pies: la pedicura spa suele comenzarse con un baño con sales aromáticas, aceites esenciales relajantes o gel antibacteriano especial.

Exfoliación: para eliminar impurezas y células muertas en la parte baja de la pierna. También activa la circulación.

Limado de durezas: se trabaja con lima o torno, por ejemplo, zonas como los talones, las plantas o los contornos de los dedos meñique y pulgar del pie.

Aplicación de mascarillas: para hidratar y mejorar las durezas del pie y dejar un tacto suave y sedoso.

Masaje: se masajea el pie y la pantorrilla en busca de una mayor sensación de relajación, así como para destensar y activar la circulación. Se trabaja cuidadosamente y con mimo cada parte del pie y la pantorrilla (una zona normalmente muy cargada) en busca de buenas sensaciones.

El resultado es una bonita pedicura con la que además habremos mejorado la circulación de pies, tobillos y pantorrillas, así como el aspecto de la piel, ahora hidratada, sin impurezas y más luminosa.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo